Moradores de Curundú y Miviot acuerdan reubicación

Panamá, 14 de enero de 2019. Moradores de los sectores Anochecer y Nuevo Amanecer o Tontolandia, en el corregimiento de Curundú, distrito de Panamá, acordaron la reubicación de las familias en albergues temporales mientras que se prolongue la construcción de un nuevo proyecto habitacional.

El viceministro de Vivienda, Rogelio Paredes y el representante de Curundú, Senén Mosquera, presidieron una acalorada reunión que concluyó con importantes acuerdos que conllevan finalmente en la construcción de viviendas dignas y decorosas para al menos 100 familias curundeñas. 

Durante la reunión realizada en el barrio popular, el viceministro Paredes, dijo que es responsabilidad y mandato constitucional del Gobierno Nacional a través de Miviot, dar respuesta y soluciones de viviendas seguras a las familias panameñas que más lo necesitan en todo el territorio nacional. 

Paredes indicó que dentro de lo pactado se estableció iniciar en primer lugar a través de la Dirección de Desarrollo Social del Miviot, un nuevo censo para lograr la cantidad exacta de las familias para ir desalojando a aquellas que residen en viejas casas de madera y zinc, en donde persiste la inmundicia e insalubridad, aguas servidas y falta de servicios básicos.

Sostuvo que una vez se realice el levantamiento, censo y la evaluación socioeconómica de las familias, se irán demoliendo los viejos caserones para dar cabida a la construcción de una urbanización en donde serán nuevamente reubicados los reales residentes de ambos sectores Anochecer y Nuevo Amanecer.

“Se verificará durante el levantamiento y censo, la identidad de cada una de las familias que residen en los sectores mencionados y si se descubre que alguna de ellas cuenta con otra vivienda o apartamentos en el área no será tomada en consideración para su reubicación y luego retorno a la nueva barriada”, advirtió Paredes.

El viceministro manifestó que el Miviot además de contar con disponibilidad en algunos proyectos habitacionales cercanos a la capital, mantiene a disposición 14 apartamentos en Curundú, para iniciar la reubicación de las familias, así como se contempla construir albergues temporales en áreas adyacentes. 

El dirigente Pedro Núñez, manifestó estar de acuerdo con lo pactado en la reunión y expresó estar conforme mientras se cumpla con la palabra ofrecida por las autoridades del Miviot en la búsqueda de soluciones para mejorar calidad de vida de las familias humildes del barrio de Curundú. 

El representante Senén Mosquera, dijo que durante la reunión se lograron significativos acuerdos con el Miviot quienes se comprometieron en llevar a cabo la construcción de una nueva urbanización para su gente, pero que antes deberán permanecer en viviendas, apartamentos y albergues temporales.